viernes, 25 de noviembre de 2011

Dos años

Mañana mis bebés cumplen dos años. Y aunque tuve que googlear recetas y tomar clases intensivas de repostería por teléfono con mi amiga Gabriela, ya están las tres tortas en la heladera, las galles con granas, los cupcakes, los piononos. Falta decorar el salón, llevar la comida, las gaseosas, el hielo... Ya están los regalos que la abuela insistió para que tuvieran al despertarse. Faltan todos los detalles que seguro recordaremos antes de salir o ya en el lugar del festejo. Ya está su ropa preparada y una muda por las dudas. Ya están los tres solcitos durmiendo su último sueño de un año... Hoy estuvieron jugando todo el día felices, se bañaron y regaron las plantas del balcón. Están altos y flacos, ya no son mis bebés regordetes, pero son mis bebés. Que ya saben decir "dos" y mostrar la misma cantidad de dedos. Que quieren soplar las velitas y cantar el cumpleaños feliz. Que saben cómo volverme loca y cómo hacerme reir para que me olvide de que me volvieron loca dos minutos atrás. Que abren todas las puertas así que hubo que ponerles llave. Que se roban todos los zapatos, ojotas y zapatillas de los grandes y salen andando como si tal cosa. Que saben cómo subirse al auto solitos y ya no comen el postre si la cuchara no la tienen ellos. Que no quieren babero o no se ponen otro que el del sapo pepe. Que todo lo que tiene el hermano es lo más interesante del mundo en el mismo y exacto momento que al otro se le ocurre agarrarlo. Mis bebés, que siguen prefiriendo estar a upa para casi todo y nos llenan de besos y abrazos y mimos. Que desde que no tienen barandas en las cunas ya saben cómo llegar a la cama grande cada madrugada. Mis bebés loritos-repite-todo. Juguetones, traviesos, risueños, mañositos... Y mientras escribo se hizo la media noche y resulta que mañana es hoy. Pero para mí falta. Me tengo que acostar y dormir y despertarme... y darme tiempo para hacerme a la idea de que sí, de que ya tienen dos años, aunque suene increíble. Aunque recuerde -como si el tiempo se hubiera detenido- cada detalle del día de su nacimiento y me parezca que no hace nada estaban pateándose y apretándose dentro de mi panza. Claro que ya estoy llorando... Son lo más hermoso que me pasó en la vida. Todos mis sueños hechos realidad. Los amo con toda mi alma Sofía, Nicolás y Gabriel. Feliz cumple mis amores!!! Feliz cumple bebés!!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...